Preparar Mochila de Montaña para Travesía de Varios Días – Qué llevar en 32 días de GR11

Mochila Montaña Travesía Verde
Preparar una mochila es de vital importancia cuando hacemos una travesía de montaña de varios días. Nuestro amigo Xavi T. nos cuentan qué lleva en su mochila para completar con éxito el GR11 en solitario durante 32 días. Teniendo en cuenta que la travesía se realizó en verano.

Una de mis prioridades es la ligereza. De hecho, creo que es el aspecto más importante a tener en cuenta cuando se realiza una ruta de estas características. Van a ser muchos días, muchos kilómetros y mucho desnivel para, además, tener que cargar con demasiado peso. La espalda y las articulaciones se acabarían resintiendo.

CRITERIOS

Por lo tanto, en el momento de decidir qué llevo conmigo el principal criterio será este. No es que vaya a aplicar estrictamente la filosofía ultra-light, pero sí que el criterio de ligereza pasará por delante de otros criterios como la comodidad o la higiene (lo que no quiere decir que estos criterios también se tengan en cuenta). Esto se traduce en 3 máximas:

  1. Llevar el mínimo de cosas. Evitar al máximo los “por si acaso”.
  2. Que las cosas que se lleven sean lo más ligeras posible.
  3. Aplicar las dos máximas anteriores estrictamente.
Si no aplicamos estos 3 puntos desde el principio nos encontraremos, en el mejor de los casos, enviando cosas a casa en la oficina de correos del primer pueblo por el que pasemos.

CONTENIDO

Teniendo en cuenta todo esto, esta es la lista de todas las cosas a llevar. Subrayo “todas” porque a la hora de planificar el contenido, y por lo tanto el peso, hay que contarlo absolutamente todo:
  • 2 pantalones convertibles: de los que se les puede quitar la parte inferior de las perneras
  • Cinturón.
  • 2 camisetas técnicas de manga corta. Consulta el artículo sobre la teoría de las 4 capas para vestirte correctamente en la montaña.
  • Chaqueta forro polar.
  • Capa exterior impermeable que sirva también como cortavientos.
  • Camiseta de algodón de manga corta: principalmente para usarla como camiseta de pijama.
  • 2 pares de calcetines. Muy importante que sea buenos y nuevos. Un consejo que me dieron recientemente: para grandes trekkings, calcetines nuevos y botas viejas.
  • 2 calzonzillos.
  • Capelina o poncho.
  • Gorra sahariana: de las que tienen una extensión que cubre la nuca, que además se puede quitar. Imprescindible para los que, como yo, no disponemos de la gorra natural que es el pelo.
  • Buff.
  • Saco sábana.
  • Gafas de sol.
  • Cinta sujetadora de gafas: no es ese cordelito para llevarlas colgando. Mantiene las gafas pegadas a la cara. Es uno de los mejores inventos para los que llevamos gafas y tenemos la mala costumbre de sudar (los que llevan gafas sabrán lo incómodo que es que vayan resbalando por la nariz). Como sólo lo he encontrado en una conocida multinacional de tiendas deportivas, llevaré dos.
  • Un par de bastones.
  • Cantimploras: una de 1,5 litros y una de 1 litro. Las llenaré en función de las características de la etapa (dureza y puntos de agua por los que pase). Seguro que habrá muchas que comenzaré con las dos llenas.
  • Botiquín: nunca hay que salir a la montaña sin él. En este post explico con detalle lo que llevaré.
  • Teléfono móvil: al respecto de ésto y de los dos próximos elementos, podéis encontrar más información aquí. Trucos para aumentar la autonomía del móvil.
  • Batería externa para el móvil.
  • Cargador+cables.
  • Navaja multiusos.
  • Brújula: transparente.
  • Neceser.
  • Gel de ducha: en bote de 250ml. También sirve para lavar ropa (¡al fin y al cabo es jabón!).
  • Maquinilla de afeitar: podría haber escogido no afeitarme en toda la travesía, pero no me apetece mucho.
  • Espuma afeitar: bote de 75ml.
  • Aftershave: en bote de 50ml.
  • Toalla de PVA (polivinilo alcohol): pequeña, pesa poco, y no tienes que preocuparte por secarla. Eso sí, tienes que estar acostumbrado a usarla.
  • Cepillo de dientes.
  • Pasta de dientes.
  • Mapas: esta es una de las cosas a la que más vueltas le he dado: llevaré los tracks de todas las etapas en el móvil, e incluso fotos de los mismos mapas, pero la seguridad de tener el mapa en papel para poder usarlo junto con la brújula, así como para tener perfectamente identificados todos los elementos que tenga alrededor ha podido más que el peso. Me iré deshaciendo de ellos a medida que vaya haciendo etapas para ir perdiendo algo de peso (al final será casi medio kilo).
  • Frontal.
  • Pilas de recambio.
  • Paquete de kleenex: en ocasiones, en medio de la montaña, hay que usarlos, y no precisamente en la nariz…
  • Tapones para los oídos: los que hayan dormido en una habitación de refugio con 40 personas más saben porqué son necesarios.
  • Auriculares: si, ya lo se. Más arriba he dicho “Evitar al máximo los por si acaso”, pero pesan muy poco y en algún momento podré escuchar música y me facilitará hablar por teléfono cuando sea necesario.
  • Manta térmica.
  • 6 pinzas de tender: de madera.
  • Cuerda: 15 metros de 2,75 mm.
  • Cinta americana: esto y lo anterior formarían parte del “kit de supervivencia”: pueden serme útiles en caso de problemas.
  • Bolsas de plástico varias: que sean resistentes. Hay que llevarlo todo dentro de la mochila metido en bolsas de plástico.
A todo esto hay que sumar el agua en sí, la comida y las botas.

Mochila Montaña Travesía Verde
La mochila a plena carga. Es una Osprey Talon 33

VIDEO

A modo de resumen, aquí tenéis un vídeo con todo el contenido (sólo faltan las bolsas de plástico donde meter la ropa, pero me di cuenta cuando ya estaba hecho y no iba a repetir el vídeo por eso).

Hay que tener en cuenta que es posible que alguno de estos elementos se agote, se rompa, o que necesite alguna otra cosa. Cuento con poder reponer y sustituir en cualquiera de los pueblos por los que pase.

PESOS

En esta tabla indico el peso de cada elemento que llevaré en la mochila:
ITEM PESO (gr)
Mochila 860
Pantalón convertible 333
Camiseta técnica m/c 137
Forro polar 305
Impermeable 460
Camiseta algodón 166
Calcetines 55
Calzoncillos 60
Capelina o Poncho 320
Buff 38
Saco sábana 260
Gafas de sol 100
Cinta gafas 6
Cantimplora 1,5 l 192
Cantimplora 1 l 189
Botiquín 350
Batería móvil 121
Cargador+cables 92
Navaja 165
Brújula 29
Neceser 77
Gel 293
Espuma afeitar 128
Maquinilla 32
Toalla 185
After shave 51
Cepillo dientes 13
Pasta dientes 100
Mapas 468
Frontal 90
Pilas recambio 34
Paquete kleenex 22
Tapones oídos 5
Bolsas plástico varias 54
Auriculares 14
Manta térmica 65
Pinzas tender 36
Cuerda (15m x 2,75mm) 60
Cinta americana 118
Agua 2500
Comida 750

Y en esta otra, todo lo que llevaré puesto:

ITEM PESO (gr)
Pantalón convertible 274
Camiseta técnica m/c 118
Cinturón 67
Calcetines 55
Calzoncillos 60
Gorra sahariana 56
Cinta gafas 6
Bastones 570
Móvil 208
Botas 1470

Naturalmente el peso de la comida es una estimación, aunque creo que bastante razonable.

Con todo esto tenemos un peso total en la mochila de aproximadamente 9 kilos y cuarto. Para una ruta de estas características creo que está muy bien.


CALZADO

Este es otro de los puntos que más quebraderos de cabeza me ha dado. Normalmente uso zapatillas en excursiones por debajo de 2000 metros, y botas de trekking por encima de esta altura. ¿Qué llevar en la ruta?

Si llevo zapatillas todo el camino, en las etapas centrales donde la altitud es mayor y hay más abundancia de tarteras, pedregales y terreno inestable, puedo echar en falta un calzado que sujete bien el tobillo.

Si llevo botas todo el camino, en las etapas iniciales y en las finales, donde hará más calor y el camino es más llano, los pies pueden sufrir algo más, además de cargar con más peso.

Descarto totalmente la opción de llevar los dos tipos de calzado, uno de ellos en la mochila. Demasiado peso.

Durante un tiempo me planteé para las etapas iniciales y finales llevar zapatillas y para las centrales botas, enviándomelas a oficinas de correos por donde pase, pero me limitaba bastante el horario de recogida en estas oficinas (sólo abren por la mañana, no muy temprano y no los domingos).

¿Solución? Probemos intensamente los dos calzados. Claro que ya los había usado anteriormente, pero las botas tienen poco más de un año y no las he usado mucho, así que las ha habido varios días de entrenamientos en los que he hecho recorridos de una distancia y desnivel similares a lo que haré, y he descubierto que con el uso de las botas aparece un dolor en uno de los dedos del pié derecho, y es algo que aumenta con el uso. La solución ideal hubiera sido comprar otras botas, pues realmente creo que aunque den más calor iría más seguro, pero no hay tiempo para “hacerles el rodaje” (¡no se debe acometer una ruta de este tipo con calzado nuevo!). Así que finalmente, arriesgaré mis tobillos y llevaré las zapatillas.


¿Qué cambiaría?

En realidad, y después de pensarlo mucho, no cambiaría nada. La planificación de qué llevar en la mochila ha sido realmente muy buena: lo único que no he usado ha sido la cinta americana, las pilas de recambio, la manta térmica, y la mayoría de cosas del botiquín y tal vez lo único que he echado en falta en ocasiones ha sido un par de pinzas de tender más, pero si volviera a hacerlo volvería a llevar lo mismo. El peso total de la mochila ha sido óptimo, creo que una de las claves del éxito.


Artículo escrito por nuestro Amigo Xavi T, reproducido con su autorización y originalmente publicado en la web El GR11 de Xavi

✉ ¿Te pareció interesante? ¡Suscríbete ahora! ✉

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Avísame de
wpDiscuz